De ir al supermercado y comprar una bolsa de chuches perrunas con sabor a bacon, hemos pasado a tener una gran variedad de snacks a nuestra disposición. Cada vez proliferan más las tiendas especializadas que buscan los mejores ingredientes, los más naturales y los más apetecibles para los perritos.

Cuello de pavo, morro de cerdo, orejas de conejo, lenguas de ternera o piel de salmón, entre otros muchos, son los snacks que ahora mismo están de moda. Nos preocupamos más por la alimentación de nuestros perretes y eso se traduce en buscar los mejores ingredientes tanto en su alimentación diaria como en los snacks.

Los tenemos de diferentes proteínas animales. Desde las más comunes como el pollo, el pavo o el cerdo, hasta las más inusuales como la avestruz, el camello o el wagyu. Los snacks más tradicionales suelen contener ingredientes de diferentes proteínas y otros componentes como azúcar o hidratos de carbono que no se toleran bien y pueden provocar sobrepeso y otras enfermedades. Además, muchos perros alérgicos tenían complicado encontrar golosinas que no les ocasionasen problemas de estómago o piel por la mezcla de tantos ingredientes. Ahora, basta con deshidratar un nervio de toro, una pechuga de pollo, una oreja de cordero o un filete de salmón para tener unos premios saludables. Y, por supuesto, aquellos que tienen intolerancias alimenticias pueden elegir snacks con una composición 100% natural que solo tengan una única proteína animal y evitar diarreas o dermatitis.

Los snacks de este tipo les sirven como complemento de su alimentación normal. Contienen nutrientes y vitaminas y son muy recomendables para que mastiquen. Para nuestros perritos, el acto de masticar es importante por los numerosos beneficios que aporta. Además de combatir el aburrimiento y el estrés, les ayudan a estar felices, relajados y mantener una correcta higiene de la boca.

Además, tenemos para todos los gustos y tamaños. Los hay más pequeños y fáciles de usar como recompensa rápida o para juegos de olfato. Pero también más grandes y de una dureza mayor, para que se mantengan entretenidos un buen rato. Sin duda, en lo que respecta a la alimentación de nuestros perritos, estamos experimentando un gran cambio. Apostando por lo natural y saludable.